¡Ya tenemos Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación!

El pasado lunes 17 de diciembre, Andrés Couve asumió como el primer ministro en la historia de Chile en encabezar la cartera de Ciencia, Tecnología, e Innovación, así también Carolina Torrealba presidirá la subsecretaría.

En enero de 2017 ingresó al Congreso la iniciativa para crear en Chile el Ministerio de Ciencia, el 13 de agosto del siguiente año, fue publicada la Ley 21.105, que finalmente hizo realidad esta iniciativa. Andrés Couve y Carolina Torrealba comienzan así a liderar un proyecto histórico en nuestro país, que tiene grandes desafíos por delante.

El Ministerio

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación es la instancia encargada de colaborar y asesorar al presidente de la República en lo que se refiere a la formulación, coordinación, diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas o iniciativas dedicadas a fortalecer la presencia de la ciencia, la tecnología y la innovación en nuestro país, que derive de la investigación científica y tecnológica que se realice. También tiene una misión de divulgación, vale decir, de dar a conocer aquello que derive de la labor científica.

¿Quién es el nuevo ministro?

Andrés Couve es el primer ministro de esta cartera, se trata de un biólogo de 50 años, titulado de la Pontificia Universidad Católica y doctor en biología celular de Mount Sinai School of Medicine, Estados Unidos. Realizó un postdoctorado en neurobiología en la University College, Reino Unido. Su especialidad es el estudio de las neuronas y actualmente cuenta con casi 40 estudios publicados.

De exitosa carrera en el mundo de las ciencias, a partir de 2016 comenzó a inmiscuirse en asuntos políticos, primero convirtiéndose en presidente de la Sociedad de Biología Celular y más adelante siendo parte de una comisión presidencial que sentó las bases del ministerio que hoy preside, aquella instancia se llamó “Ciencia para el desarrollo de Chile”, en ella se propuso una hoja de ruta para sentar las bases de la investigación científica en nuestro país.

Hoy, Andrés Couve asume un desafío importante, no tan sólo debe presidir un ministerio completamente nuevo, sino que deberá encontrar las instancias para justificar y aumentar el presupuesto que el Estado destina a la labor científica, contribuir su difusión y así también propiciar las condiciones para que las investigaciones financiadas por el Estado tengan beneficios públicos.