Cáncer de colon, la clave está en la detección precoz.

El método más efectivo para diagnosticar un cáncer de colon es a través de la colonoscopia, que permite un estudio específico de la zona, la obtención de biopsias y resección de las lesiones encontradas. Según el experto, este es un procedimiento clave, que debe repetirse cada 5 a 10 años para mantener un control adecuado.
Esta semana, se celebró el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, enfermedad que causa la muerte a más de 694 mil personas al año según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), convirtiéndose en la tercera causa de muerte en el mundo.
La realidad en Chile es que alrededor de 1.600 pacientes fallecen producto de esta patología anualmente, estadística que ha aumentado en los últimos años casi un 45% de acuerdo al último informe del Ministerio de Salud (Minsal), ocupando el sexto lugar entre las causas de fallecimiento en el país. Sin embargo, si es detectada a tiempo tiene una alta probabilidad de sobrevida, cercana al 90%.
Siendo el cáncer de colon una enfermedad muy frecuente en el país cobran especial relevancia los programas de detección precoz y las revisiones periódicas, las cuales según recomienda Roque Sáenz, médico del Instituto Nacional del Cáncer (INC) “deben realizarse a partir de los 50 años, a no ser que el paciente pertenezca a uno de los grupos de riesgo, ya que en cuyo caso, se le indicará realizarse el estudio idealmente 10 años antes que la población general, evitando así la aparición de esta enfermedad”.
 Sáenz agrega que “la mayoría de los tumores malignos de colon se inician como pólipos benignos que crecen en la superficie interna del intestino, y que posteriormente desarrollan el cáncer. Por eso es tan importante controlarse periódicamente y poder descartar la amenaza a tiempo, extirpar los pólipos en forma oportuna antes de desarrollar cáncer, mejorando notablemente el pronóstico de vida”.
En ese sentido, el método más efectivo para diagnosticar un cáncer de colon es a través de la colonoscopia, que permite un estudio específico de la zona, la obtención de biopsias y resección de las lesiones encontradas. Según el experto, este es un procedimiento clave, que debe repetirse cada 5 a 10 años para mantener un control adecuado.
Es en este contexto que el INC, institución pública reconocida por su trabajo oncológico, anunció una importante noticia este 2015, con la adquisición de una nueva tecnología que busca reducir las alarmantes cifras de cáncer que se detectan en el aparato digestivo, que incluye estómago, colon y esófago, y que requirió de una inversión de $110 millones de pesos, convirtiéndose en el primer centro de salud a nivel latinoamericano en contar con esta maquinaria.
La nueva torre endoscópica, con la cual también se efectúa endoscopía alta y la colonoscopia, utiliza la tecnología BLI y permite aumentar la detección precoz y reducir la mortalidad, “ya que permite ver en alta definición las lesiones incipientes, lo cual podría significar un aumento de cánceres incipientes que podrían resecarse sin mayores complicaciones para el paciente, cifra que si bien reporta un importante avance para Chile, está muy lejos de la realidad en Japón, país donde se ha logrado llegar al 60% de detección precoz”, añadió  Sáenz.
Actualmente esta torre endoscópica favorece a un sector específico de la población, ya que “por el momento seguimos atendiendo a nuestros beneficiarios del área norte. Sin embargo estamos organizándonos desde el punto de vista administrativo para abrir nuestra agenda de prestaciones a los beneficiarios de la Región Metropolitana y a la derivación de Fonasa. De igual modo se espera poder ofrecer esta tecnología, durante este año, a los pacientes privados que deseen atenderse en esta modalidad en el INC”, agregó el Jefe de Endoscopía,. Rodney Stock.
Las principales causas de aparición de esta enfermedad son:
- Edad: la mayor incidencia de esta enfermedad es a partir de los 50 años.
- Estilo de vida: obesidad, sedentarismo, tabaquismo y consumo de alcohol, son factores que favorecen la aparición de cáncer de colon.
- Genética: la herencia familiar tiene un importante papel en la aparición de este tipo de cáncer. Esta desventaja puede emplearse como medida preventiva, con controles periódicos que permitan un tratamiento precoz.
- Historial médico: las personas que padecen pólipos de colon o recto, están más predispuestas a sufrir este cáncer, también quienes padecen, colitis ulcerosa, cánceres de mama, útero, ovario.
- Especialmente en hombres, los siguientes factores de riesgo aumentan las probabilidades de padecer esta patología: Hipertensión arterial, Diabetes Mellitus, Hiperglicemia, perímetro de cintura, Hipertriglicemia, Colesterol HDL bajo, Colesterol elevado.
- Este tipo de cáncer es de los que se considera “silencioso”, ya que los síntomas suelen producirse en una etapa avanzada. Sin embargo, expertos del INC indican que las señales a las cuales se debe estar alerta son:
* Cambios en el ritmo intestinal.
* Diarrea o sensación de vientre lleno.
* Estreñimiento.
* Sangrado en las heces y/o cambio en la consistencia.
* Dolor o molestia abdominal.
* Pérdida de peso sin razón aparente.
* Pérdida del apetito.
* Vómitos.
* Cansancio permanente.
Erradicar la palabra cáncer de nuestra realidad y disminuir la tasa de mortalidad es posible en la medida que la prevención sea el arma para combatirla y de este modo evitar que sigan sumándose víctimas alrededor del mundo.
Ese es el principal sentido del Día Mundial del Cáncer de Colon que se realizará el 28 de marzo, fecha en el cual año a año el INC se suma a la lucha contra esta enfermedad, dejando a disposición del público, material educativo y científico que ayude a sensibilizar y concientizar a la población sobre esta patología.
Fuente: www.elmostrador.cl 
Fecha: 31-03-15